Lindisimos

Viajando con estilo

Day: November 3, 2017

3 Nov 0

El cielo es el límite

Busqué en internet ‘vuelos Volaris’ y elegí el más barato. No me importaba el destino sólo quería viajar en avión por primera vez en mi vida para estar cerca del cielo y atravesar las nubes. Al estar sobrevolando la ciudad por mi mente pasó la frase: The sky is the limit o, en español, el cielo es el límite. Es mentira. Más arriba hay estrellas, la Luna, el Sol, planetas conocidos y por conocer, una inmensidad de espacio aún que no se ha descubierto.

Y así pasa en la vida real, cuando alguien nos dice cuál es nuestro límite siempre hay alguien más que investiga, que lo supera y recibe los honores, simplemente porque nosotros decidimos quedarnos hasta el límite que nos impusieron, sin pensar si en otro lugar existía la posibilidad de volar más alto.

Es como si a un astrónomo le dicen que más allá de cierta galaxia ya no hay nada, que es imposible y que ya se realizaron todas las pruebas posibles. Pero él tiene en mente que con un telescopio especial podría ver más allá, no tan nítido como le gustaría pero podría salir de dudas. Sin embargo decide confiar en quien le ha negado la posibilidad, aceptando que no se puede. Hasta que alguien de otra área de investigación ubicada en un país más lejano lo hace y consigue el descubrimiento de una nueva galaxia y un planeta, por lo que tanto el país como la persona que lo logró se llevan todo el crédito, pese a que la idea había nacido antes en otro lugar.

Si bien nos dicen que el cielo es el límite, quizá sea el miedo a lo nuevo el que nos detiene a seguir creciendo, a volar más alto por temor a que nos podamos caer. Está bien sentir temor, desde tiempos antiguos esto ha impedido que cometamos locuras, como que nuestros ancestros se metan en alguna cueva donde se escuchan ruidos extraños que podrían ser de alguna bestia que pondrá fin a su existencia. Entonces deciden alejarse para sobrevivir. Pero hay veces en la que debemos analizar la situación y lanzarnos al ruedo. Esto cuando nuestro cerebro analizó los pros y los contras para tener claro que habrá mayores ganancias que pérdidas si nos animamos a seguir adelante.

Cada que te digan que el cielo es el límite, piensa que posiblemente no somos los únicos seres en este universo, que hay muchos más planetas, galaxias, estrellas y satélites de los que conocemos. Que aún faltan más por descubrir y que depende de nosotros si decimos hacerle caso a quien nos diga que sólo hasta el cielo podemos llegar, o nos ponemos a investigar y a trabajar para saber cómo llegamos a todos esos lugares desconocidos para el hombre, que le provocan tanto miedo que lo paralizan, pero al mismo tiempo es una maravilla para su cerebro, ávido de aprendizaje y conocimiento.

El cielo no es el límite, el límite lo estableces tú y sólo tú sabrás cuándo ya llegaste a la cima, donde te quedarás por tiempo hasta que más gente intensifique la labor para tratar de destronarte.

Read More

@ 2017 Todos los derechos reservados a Linisimos